INFORMACION SOBRE DESPACHOS EN CUARENTENA 👉 AQUÍ

Puzzles y cuentos: Un universo…

“Mamáaaaa estamos aburridas. No sabemos qué hacer”. ¿Quién no ha escuchado estas palabras en los incontables días que llevamos de cuarentena y encierro? Y es que no poder salir, ir a la plaza o jugar con otros niños es muy frustrante, no solo para nuestros hijos sino también para los papás. ¡Por suerte existen miles de cosas que podemos hacer desde casa! Una de ellas son los puzzles y rompecabezas, en los que sin importar la edad todos quieren participar.

En esta sección les contaremos las experiencias de distintas familias y cómo (con un poco de ayuda de Pichintún) crearon nuevos espacios para disfrutar en familia. 

¡Descubriendo el mundo de los puzzles y cuentos!

Esta es la historia de Valentina, quien junto a sus tres niñitas de 7, 5 y 3 años descubrieron el mundo de los rompecabezas y los cuentos en el invierno pasado.

''Descubre nuestros divertidos rompecabezas aquí''

“Todo comenzó cuando una amiga me heredó unos rompecabezas de sus hijos el año pasado en medio de la Cuarentena. Uno era del cuento de los Tres Chanchitos y el Lobo y el otro de Pinocho. Pensé que mi hija menor podría engancharme con alguno y se los acepté sin pensar en el furor que causarían”. 


“Me acuerdo que cuando se los pasé la primera vez los miró con poco interés y se sentó en la alfombra a tratar de descifrar de qué se trataba. En mi casa no había costumbre de armar puzzles. Sí jugábamos cartas y otros juegos de mesa, pero no puzzles. Mientras la menor de mis niñitas trataba de juntar las primeras piezas, se sentó con ella mi hija del medio a la que también le costó un poco este juguete nuevo. Luego se incorporó la mayor, la que identificó rápidamente el cuento del puzzle y les mostró que había que seguir la secuencia de la historia para poder armarlo”.


“Una vez que lo terminaron se entusiasmaron con el siguiente, el de Pinocho, del que no conocían el cuento y me pidieron ayuda. De ahí en adelante, las tres se interesaron enormemente por saber qué otros cuentos había, y si existían su versión en rompecabezas también”.


“Así encontramos el de Alicia en el País de las Maravillas, La Blanca Nieves y los siete enanitos, La Cenicienta y otros. La verdad es que nunca pensé que se podían entretener tanto armando puzzles. Cada vez que los arman repasan una y otra vez los cuentos y buscan personajes nuevos entre las piezas. Gracias a esos puzzles se entusiasmaron también con la lectura y los cuentos y ahora me piden que les lea esos libros todas las noches. Estos puzzles fueron sin duda el hit de nuestra cuarentena”.

Los rompecabezas son una excelente alternativa para poner en práctica habilidades manuales, cognitivas y de percepción visual. Enseñan paciencia y perseverancia, y son un gran pasatiempo para un grupo de amigos o familiares.

Y ustedes, ¿se animaron con algún puzzle esta cuarentena?

 


Publicación más reciente